8 dic. 2020

Hawks, las mujeres y un gag


El cine de Howard Hawks nunca fue precisamente feminista, aunque existan miradas que traten de forzalo. Lo que no puede descartarse es el hecho de que el interés por lo femenino y la subjetividad de las mujeres es una constante. Mirando las primeras secuencias de I Was a Male War Bride (1949) nos encontramos con un momento ejemplar que toma forma en un gag extraordinario.

El personaje de Cary Grant tiene una cita importante en un edificio militar y como la película es en parte una sátira sobre la burocracia las situaciones se exacerban. Una primera puerta con siglas dice WAIRCO, Oficina del coordinador de la administración de guerra y relaciones industriales.

Con la segunda puerta la cosa se complica: SOSDPPDD, que está cerca de ser básicamente cualquier cosa. Cary todavía intenta descifrar las siglas. Luego se acerca a la tercera: LADIES. Es un remate perfecto porque él continúa tratando de asignarle palabras. Labor Administration Department... hasta que la puerta del baño se abre y sale una mujer.

La película es tanto una sátira sobre lo indescifrable de la burocracia al mismo tiempo que una comedia sobre un hombre que intenta descifrar a la mujer que ama. Es un desafío y, por ende, un problema. Los recursos para hacerlo son la magia de Hawks y, en este caso particular, el propio abordaje se vuelve tema. Cary se termina poniendo literalmente "en sus zapatos".






No hay comentarios.:

Publicar un comentario