12 may 2022

La continuación de una gran amistad

The Exorcist III (William Peter Blatty, 1990)

Durante todo el comienzo de El Exorcista III el dúo del Padre Dyer y el teniente Kinderman tiene una gracia impecable. En la novela original de El Exorcista, Blatty terminaba con ellos dos citando directamente la famosa frase final de Humphrey Bogart en Casablanca. Friedkin se la había ahorrado, probablemente porque en la película esa connotación ya era totalmente visible sin la frase, con los personajes cruzando la calle juntos luego haber entrado en un código común y hasta humorístico. En El Exorcista III todas las escenas de Dyer y Kinderman juntos son la continuación de esa "gran amistad".

Es efectivamente una gran amistad y está llena de amor. Cada aniversario de la muerte del Padre Karras van juntos al cine a ver Qué Bello es Vivir, y cada uno está convencido de que lo hace para animar la depresión del otro. Dyer dice haber visto la película 47 veces, de más estaría decir que es por una necesidad de fe. El trabajo del Diablo consiste en, entre otras cosas, arruinar eso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

hit counter